Su padre abusó de ella por 20 años y tuvieron 8 hijos, cuando el mundo se entera no te imaginas lo que le hicieron.

Hay chicas que son obligadas a convertirse en mujeres de un momento para otro y sin advertencias. No se les dice cómo será todo, qué deben hacer y cómo afrontarlo, lo único que sucede es que esto llega sin previo aviso para todas, aunque algunas les toca las peores partes.

La historia que te traemos a continuación es de esas que te dejan un nudo en el estómago, pues la trama no es del todo halagadora para nadie, debido a la cantidad de sufrimiento que sufre su protagonista. Es por ello que si quieres saber de qué trata, no pares de leer.

La historia comienza cuando un padre de tres hijos enviuda, debido a que su esposa murió misteriosamente. Los dos hijos mayores se van de la casa y hacen sus vidas, mientras que la menor, una pequeña de 11 años, queda al cuidado de su padre, quien le arruinó la vida.

Domingo Blanco, un hombre de 56 años de edad, no puede superar la muerte de su esposa, por lo que toma a su pequeña hija y comienza a abusar de ella, pese a que esta le dice que no lo haga y se resiste. Por 20 años esta pequeña recibió ese maltrato tan doloroso y avergonzante.

Entre el padre y su hija ya habían tenido ocho hijos, los cuales mantenía encerrado junto a la chica, quien estaba siendo amenazada de muerte si decía algo de lo que le hacía su padre en casa. De la noche a la mañana, esta pequeña ocupó el lugar de madre, algo que ella misma jamás había pedido.

El maltrato, los abusos y violaciones seguían y seguían y el cuerpo de la chica no podía más, hasta que un día uno de sus hijos enfermó y ella lo llevó al médico aún sabiendo que su padre no quería que saliera de casa.

Estando en el hospital, los médicos comenzaron a indagar sobre la vida de la menor, le preguntaron quién era el padre del niño y ella, siendo aún inocente, les dijo que el padre de su hijo era su propio padre.

Ante esta afirmación, los médicos llamaron a la policía para que detuvieran al sujeto; mientra tanto, los vecinos del lugar se atrevieron a declarar en contra del padre de la chica, quien siempre actuaba con actitud sospechosa y tenía ataques de violencia hacía ellos.

Realmente esta chica sufrió mucho gracias a su propio padre. Sin duda alguna, él no merece tal título.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish